¿Qué son los cosmecéuticos?

¿Sabes qué son los cosmecéuticos? Son aquellos preparados que se encuentran entre un medicamento y un cosmético. Los primeros son indicados para curar o prevenir enfermedades. Un cosmético sirve para embellecer o disimular alguna característica de la piel.

Fue el doctor estadounidense Kligman quien utilizó este término hace mas de 30 años, describiendo una serie de productos emergentes que proporcionaban mayores beneficios terapéuticos a los cuidados de la piel más allá de la cosmética tradicional.

Surgieron en los años 90 en Estados Unidos por parte de dermatólogos como alternativa a los tratamientos antiaging no invasivos en la belleza, combinado los conceptos de cosmético y fármaco, con unos componentes más activos y con unos procesos de fabricación mas regulados.

Diferencias entre cosmecéuticos y cosméticos

Los cosmecéuticos poseen una concentración más elevada para actuar con mayor eficacia. Sus activos suelen ir vehiculizados de forma farmacéutica (como encapsulados en liposomas) con acción biológica para penetrar a las capas profundas de la piel (células diana) a través de la liberación sostenida de principios activos.

Otra de las diferencias es la forma de adquilirlos. Un cosmético tradicional se puede adquirir en un supermercado o perfumería. Los cosmecéuticos requieren una prescripción de un profesional especializado de forma personalizada, ya que por sus normativas en fabricación es considerado como un producto sanitario.

Además, los resultados no son los mismos, ya que el valor añadido de los cosmecéuticos es actuar de forma mas determinada, transformando la piel de forma visible y a largo plazo.

Dónde comprar cosmecéuticos

Los cosmecéuticos solo se encuentran en puntos de venta profesionales, es decir, centros cualificados, siendo previamente estudiado el caso mediante un diagnóstico de la piel por una persona titulada. También deben ser prescritos por escrito especificando su método de uso en domicilio  y  teniendo un seguimiento de cada caso de forma personalizada.

Además, los cosmecéuticos también tienen que tener su número de registro sanitario (números y letras, demás del certificado CE o correspondiente en cada país), facilitado en cada envase.

El futuro de los cosméticos tradicionales es la evolución a categoría de cosmecéuticos. La actual falta de regulación legislativa al producto como tal hace que muchas empresas de fabricación denominen a sus productos como cosmecéuticos sin serlo, llevando a engaño al consumidor final, por lo que la mejor forma de diferenciarlos es teniendo en cuenta las recomendaciones citadas anteriormente.

Si quieres conseguir cosmecéuticos en Oviedo, vísitanos y haremos un estudio de tu piel para recomendarte los productos que mejor se adapten a tu piel para conseguir los mejores resultados. ¿Alguna vez te has preguntado por qué hay cremas de noche y de día?